inicio/portada
17 de Julio del 2017, 06:33 horas
Desde la lupa

El gran negocio

Editorial Novedades

Sin lugar a dudas un partido político resulta ser todo un negocio, al menos para quienes los dirigen, por el millonario presupuesto que reciben y es año con año, sin importar que se vayan a realizar o no comicios electorales y en esta actividad por mantener la llamada democracia quienes terminan manteniendo a estos entes es la ciudadanía en general, a políticos a quienes la mayoría de las veces solo conoce cuando están en campaña proselitista en busca de votos… Tan sólo en Guerrero, como lo expresó el presidente del Frente Amplio Democrático, Emiliano Peralta Manzanares, el financiamiento a los partidos políticos y sueldos de consejeros estatales tendrán un costo superior a los 127 mil millones de pesos en este año que no hay elecciones, dinero que de acuerdo al Artículo 31 de la Constitución Mexicana los ciudadanos mexicanos deben aportar con sus contribuciones... No es de extrañar entonces por qué el surgimiento de tantos partidos que con el pretexto de cambiar el sistema de gobierno por algo mejor terminan convirtiéndose en rémoras de partidos más grandes para poder conservar el registro y las mieles del poder.

En Guerrero son 14 los institutos políticos, cinco de ellos de nueva creación, que en conjunto se estarán llevando para sus arcas 113 millones 574 mil 982 pesos durante todo 2017, cifra nada despreciable... Es cuando más recuerda uno ese 2015 cuando un joven llamado Pedro Kumamoto se presentó como candidito independiente al Congreso del Estado de Jalisco llamando la atención no sólo por el uso casi exclusivo de redes sociales para realizar su campaña, sino por el bajo presupuesto con el que la llevó a cabo: Recibió 18 mil 626 pesos por parte del gobierno y más de 240 mil por parte de simpatizantes, logrando al final ser elegido con un gasto de me- nos de 260 mil pesos. ¿Por qué entonces cuestan millones de pesos los partidos?... Siguiendo con Kumamoto, el Congreso de Jalisco aprobó su iniciativa de “Sin voto no hay dinero” que consistía básicamente en reducir el financiamiento a los partidos políticos, sobre todo cuando no se realizan elecciones, pero de inmediato surgieron impugnaciones y alegatos para que se le diera marcha atrás dejando en claro que estas instituciones políticas lo importante es el negocio.fin

Perfil

Editorial Novedades

columnas anteriores

17 de Agosto
El sustento de una familia
16 de Agosto
Comunitarios en Barra Vieja
15 de Agosto
Fuerzas armadas en espera


® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com