inicio/portada

Acapulco
05 de Marzo del 2012, 07:24 horas

Negocios de comida, un problema de salud pública

De enero a febrero son casi mil casos más de enfermedades gastrointestinales con relación a ese mismo periodo del 2011

Nayeli García Apátiga

ACAPULCO.- Sin control ni un padrón confiable lo que los hace “oro molido” para las corruptelas de diversas dependencias, la proliferación de puestos de comida en diversas avenidas y calles del puerto de Acapulco se ha convertido en un problema de salud pública, porque contribuyó en gran medida a generar los más de 76 mil casos de enfermedades gastrointestinales registradas el año pasado.

© Novedades Acapulco

Un ejemplo de la impunidad y falta de supervisión de este creciente negocio informal, es que la Dirección Municipal de Salud tiene registrados 750 negocios de comida en la calle tales como taquerías, loncherías y expendios de comida mexicana, mientras que la Dirección de Vía Pública tiene un padrón de 600, luego entonces hay por lo menos 150 negocios que no cuentan con todos los permisos en regla.

Pero estos registros son sólo en el primer cuadro de la ciudad, principalmente en calles y avenidas de la colonia Progreso, así como en la avenida Cuauhtémoc; los miles de puestos de comida en la zona conurbada del puerto está sin control por parte de autoridades sanitarias ni de Vía Pública.

Este panorama ha ocasionado el incremento de enfermedades gastrointestinales en los ciudadanos, ya que cada vez es mayor el número de acapulqueños que ingieren alimentos fuera del hogar, en los comercios semifijos, entre la contaminación, las aguas negras y canales pluviales sucios, corriendo un alto riesgo sanitario que los puede hacer terminar al menos en el hospital, si no es que en la morgue.

EL DESCONTROL SANITARIO

El titular de Salud municipal, Jaime Jiménez Silva, señaló que no todos los negocios de comida cuentan con los requisitos que marca el reglamento sanitario, pues algunos de ellos sólo tienen una parte de lo que solicita el Ayuntamiento, mientras que otros sólo tienen el permiso de Regulación Sanitaria o de Vía Pública.

“Son detallitos que ahí vamos cuadrando, nosotros no emitimos la licencia, sino que nada más damos pláticas para que vendan en buen estado y se conserven en buen estado los alimentos en vía pública”, dijo.

El funcionario municipal explicó que se cuenta con un registro, es decir, un kardex que se les da a los comerciantes para que acudan a pláticas para el buen manejo de alimentos, además de que hacen operativos a través de los cuales se hace un revisión periódica a los puestos de comida para verificar que están cumpliendo con las medidas de higiene y de seguridad en los alimentos.

Asimismo, dijo que la mayoría de los negocios de comida no cuentan con las medidas de seguridad y de higiene, pues los vendedores no portan un mandil, ni la red para el cabello, ni el gel antibacterial para los consumidores; además de que la mayoría de ellos se encuentran en lugares no aptos, pues se instalan en puntos negros de basura, al lado de canales pluviales o de aguas negras.

NO CUADRAN

Mientras la Dirección Municipal de Salud tiene registros de 750 negocios de comida en las calles y avenidas del primer cuadro de la ciudad, el director de Vía Pública, José Luis Flores Vinalay informó que ellos tienen un padrón de alrededor de 600 personas que expenden alimentos en distintas calles de la ciudad.

Sin embargo, explicó que para que dicha dependencia otorgue los permisos para la venta de comida en vía pública, los interesados deben de presentar la solicitud por escrito y con identificación oficial, así como el croquis de ubicación para hacer la inspección correspondiente y determinar si es procedente o no.

Indicó que mientras se lleva a cabo el procedimiento, en apoyo a la economía familiar se les otorga una tolerancia de 15 días, en ese lapso los interesados deberán acudir ante las autoridades de salud para realizar sus trámites de manejo de alimentos.

Vinalay Flores dijo que a los ocho días, las personas deberán acudir a la dependencia que tiene a su cargo con el tarjetón o kárdex de Salud municipal para el otorgamiento del permiso, y que en caso de no presentar ese documento se les niega, “y aún cuando no existan quejas o denuncias de quienes habitan en el lugar donde se realizará la venta de los alimentos”, enfatizó.

LOS EFECTOS EN LA SALUD

Los alimentos insalubres que se expenden en la vía pública o en locales no regulados ni supervisados, causan una gran serie de enfermedades intestinales entre ellas diarrea, colitis, gastritis, reflujo, agruras y otros malestares gastrointestinales, sin embargo, estas se pueden prevenir si las personas toman en cuenta las medidas de higiene adecuadas.

Al respecto, el gastroenterólogo Alfonso Torres, dijo que dichas enfermedades son causadas por bacterias, virus o parásitos que se originan desde el organismo del ser humano a través de la ingesta de alimentos y agua contaminada.

Indicó que la salmonella, la escherichia coli, la shigella y las amibas, son microorganismos principales que se originan a través de los alimentos insalubres que se expenden principalmente en la calle.

El médico especialista dijo que las personas enfermas presentan fiebre, náuseas, vómito y dolor estomacal como síntomas cuando han comido alimentos insalubres o pasados, y que los órganos que se afectan principalmente son el estómago, el esófago, el páncreas y los intestinos, tanto el delgado como el grueso.

Es por ello que recomendó a la ciudadanía acapulqueña no comer alimentos que son preparados en la vía pública, y más cuando se encuentran en condiciones insalubres y antihigiénicas, pues si no se atienden o no toman el cuidado debido puede agravarse su estado de salud causando la muerte.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades de Salud municipal y estatal a poner atención en la comercialización de este tipo de alimentos; los invitó a ser vigilantes de los diversos puestos de comida para no poner en riesgo la salud de las personas.

OTROS RIESGOS A LA SALUD

Por su parte, la dirección de Protección Civil y Bomberos del municipio reveló que los puestos de tacos, tortas, antojitos mexicanos y fritangas ubicadas en las diversas vialidades de Acapulco, no cuentan con las normas de seguridad que marca la ley, pues no tienen extintores y los tanques gas se encuentran cerca de la flama, lo cual pone en riesgo la vida de las personas que acuden a comer a esos lugares.

La dependencia municipal indicó que la falta de extintores y la posición de los tanques de gas se han detectado en operativos que se realizan en coordinación con la dirección de Vía Pública y de Salud municipal.

Mientras que la dirección de Ecología del municipio, indicó que los trabajadores o dueños de los puestos de comidas vierten sus aguas negras a la vialidad, así como desechos y basura hacia la pavimento.

NUMERALIA

Durante el 2011 se registraron en Acapulco 76 mil 188 de las 210 mil 93 enfermedades gastrointestinales, es decir que el puerto aportó el 36 por ciento de todos los casos de guerrerenses enfermos.

Durante los dos primeros meses del año pasado, Acapulco registró 7 mil 669 enfermos gastrointestinales; para este año 2012, en el mismo periodo, la cifra aumentó en 933 casos para instalarse en 8 mil 602 pacientes; según el director de Epidemiología, Rufino Silva Dominguez, el 95 por ciento de los padecimientos tuvieron su origen en un virus.fin


lo mas enviado
lo más visto

sondeo ver mas

busyCargando Encuesta...
AYOTZINAPA


® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com